viernes, 22 de septiembre de 2017

Soberanía



Seguimos enfrascados en la más absoluta impunidad para cualquier caso de corrupción. Pero lo más peligroso para el ser humano es el miedo.

El miedo que saben instalar los que de verdad gobiernan en el mundo, esos son los culpables de todo lo que nos ha estado ocurriendo a lo largo de siglos de existencia.

Sea la época que sea siempre han conseguido los que como digo manejan y han manejado los hilos de la humanidad.

Son los únicos responsables de esta especie de paranoia en que nos hacen creer. La supervivencia del ser humano es lo que siempre está en juego...para los intereses...los intereses de esos pocos que que dirigen este mundo.

Siempre se han usado los términos de soberanía, de no perder la soberanía.

¿De qué soberanía hablamos? ¿No será la soberanía de esos pocos que dirigen el cotarro?

Será que el cotarro está alborotado.

O será cuestión de soberanía.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Clic



Busco a la desesperada algún método inequívoco para cambiar la forma de afrontar la vida.

Con tanta aceleración que nos colocan cada segundo según la paranoia de algunas personas que rigen los destinos de este globo terráqueo, quiero intentar encontrar un botón en cualquier artilugio de los que usamos diariamente para poder escapar de esta inmundicia que nos invade.

Quisiera encontrar ese clic liberador, que sin duda estoy buscando, pero mientras mi refugio ha sido principalmente la lectura, pero no encuentro ese botón al cual me he referido más arriba.

El otro día -siempre hay alguno- me encontré a un conocido que hacia mucho tiempo no veía, sin duda alguna porque vivimos en ciudades distintas y distantes.

Y después de los saludos pertinentes nos tomamos un reparador café sentados tranquilamente en una de las terrazas de las que abundan en esta ciudad llamada Madrid.

Recordamos lo que hicimos cuando incluso trabajábamos en el mismo sitio y cómo no, nos preguntamos qué hubiera ocurrido en nuestras vidas de haber o no haber hecho lo que hicimos en aquellos momentos.

Trabajos, aficiones, amores, en fin cosas normales. Llegado a este punto le dije que qué pensaría si de momento tuviéramos la posibilidad de dar a un botón y poder cambiar nuestras vidas desde un momento determinado y ver ahora los resultados de esos cambios.

Se quedó pensando un momento -que a mí me pareció intenso- y me contestó: 

- ¡Que pena no tener ese botón!

Pues eso. Clic.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Sí, no, quizá



Lo cierto es que tenemos una herramienta para comunicarnos que es magnífica.

Cuando no tenemos ningún problema (aparentemente) empleamos un categórico a alguna cuestión que se nos plantea.

Pero nos cuidamos mucho de responder a otros asuntos que nos formulen y no tenemos esa seguridad a la que anteriormente me he referido, entonces es muy probable que respondamos con una palabra, con una palabra que cuando menos es ambigua y no es otra que quizá, y dejamos al libre albedrío al otro para que decida por nosotros.

Con esta palabra quizá sea una especie de puerta entreabierta.

Cuando en la respuestas no queremos tener líos con el interlocutor entonces decidimos dejar la posibilidad (incluso de retomar) en algún punto que nos interese para al final, (es posible) apostillar con un no, que puede llegar a ser definitivo.

Esto es como cuando aprendía en la escuela la geometría y nos enseñaban que un triángulo equilátero es un polígono regular con tres lados iguales y sus tres vértices también.

Si nos encontráramos en el interior y nos moviéramos de un vértice a otro y suponiendo que cada vértice es un , un no y un quizá, estamos moviéndonos de un lado a otro según nos pueda convenir.

Sí,no,quizá. Quizá, no, sí. Sí, no, quizá.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Hablar de lo tuyo



Para  apandar  lo ajeno o mejor dicho ser un excelente apropiador del dinero público, que es el nuestro, lo primero, hay que hablar es de lo tuyo para que lo nuestro, sea verdaderamente nuestro.

Así funcionan los 'coleguis' esos que estudiaron juntos y  eran compañeros de pupitre.

- Oye Nacho, a ver si quedamos un día a comer y hablamos de lo mío.

- Si, así hablamos de lo nuestro.

- Pero que no se entere el populacho que luego se cabrea.

- Es cierto, que les hemos afanado a los que como contribuyentes que son, y acaban esperando esa ayuda del Estado para la dependencia, o se apuntan  a las listas interminables para una operación en un hospital público.

- Y también es cierto que acaban muriendo esperando esa ayuda que les concedimos a la dependencia pero no han podido disfrutar, pues han fallecido antes, pobres.

Pues eso, ¿qué tal si empezamos a hablar de lo nuestro y dejamos para otro momento el hablar de lo tuyo?

viernes, 8 de septiembre de 2017

7.000


Gernika-Lumo (Bizkaia). Bombardeo del 26 de abril de 1937
7.000 no es un número mágico. Quienes me conocen saben que me gusta 'jugar' con los números.

Por ejemplo 1.937 => 1+9+3+7= 20=>2+0=2.

7.000=>7+0+0+0=7.

Algunos os puede parecer elucubraciones de mis neuronas.

Pero 94=>9+4=13=>1+3=4.

80=>8+0=8.

2.017=>2+0+1+7=10=>1+0=1.

75=>7+5=12=>1+2=3.

57=>5+7=12=>1+2=3.

26=>2+6=8.

Si sumamos los resultados de cada número anterior, esto es: 2+7+4+8+1+3+3+8= 36, que es el año en que comenzó nuestra guerra civil.

Pero algo tienen que ver estos números entre sí.

  • 1.937 fue el año del bombardeo que hace 80 años se producía en la villa vizcaína de Gernika.
  • 2.017 es el año en donde se produce un abrazo con un superviviente de aquel bombardeo que ahora tiene 94 años.
  • Ese abrazo se produce por dos descendientes de alemanes uno de 75 y otro de 57 años.
  • Ese abrazo que se dieron los tres representa la reconciliación.
  • 7.000 fueron las bombas que durante más de 3 horas un lunes, día de mercado en Gernika lanzaron sobre la villa un 26 de abril de 1.937.
Fueron muchas bombas: según calcularon: 7.000

lunes, 4 de septiembre de 2017

Responsabilidad



Parece como si nos escaqueáramos de nuestras responsabilidades, si es lo que significa esa hermosa palabra: (*)responsabilidad.

¿Qué es lo que significa responsabilidad? Ardua tarea meterme en este jardín.

La responsabilidad, así en general, en realidad es muy abstracta, incluso puede ser que no exista y si existe a qué temas y hechos nos referimos cuando alguien dice; 'no es mi responsabilidad'

Cuando decimos esa frase ya sabemos que la responsabilidad es del otro. Del otro yo. Para empezar.

No queremos que se nos señale que la responsabilidad -la que sea- sea nuestra, siempre pensamos que es de otro, no nuestra.

En realidad somos rebeldes de nuestra propia existencia. 

Queremos que no nos molesten, pero no somos observadores de lo que nosotros podemos molestar y por ello, o a pesar de ello, siempre suele ser la responsabilidad de tu otro yo o si me apuran mis descabelladas neuronas, la responsabilidad es del otro que tengamos más a mano.

Por si acaso estoy escribiendo cosas inconexas os diré, mejor dicho, os confieso que según me estoy tomando pausadamente una copa de vino, lamento que esta sociedad en la que estamos inmersos sea una sociedad en la que se instaló la mentira.

Entonces permitidme: para qué la responsabilidad.
________________________________
(*) Capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para recono-cer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente.

viernes, 1 de septiembre de 2017

No es normal



Solo pensar que estamos en manos de gente sin escrúpulos, de verdad, es que me pone enfermo. Triste. Me parece que todo lo que nos está sucediendo es anormal.

Que los responsables de las empresas públicas, es decir sostenidas por los Presupuestos Generales del Estado, esto es del dinero recaudado de los impuestos que pagamos, es cuando menos, anormal.

Que dichos responsables de esas empresas e instituciones públicas las utilicen de forma sistemática para forrarse personalmente, no es normal.

Ya no podemos distinguir qué es lo que funciona con transparencia y qué es lo que no funciona, esto es lo que revierte solo para la economía particular con el dinero que aportamos todos los que pagamos nuestros impuestos.

Ya solo veo escrito negro sobre blanco temas en que predomina un color, el negro.

No es normal.

lunes, 28 de agosto de 2017

Siete años



Se dice pronto, pero han pasado siete años. Siete años tirados al olvido.

Olvido que se ha traducido en 320.000 muertes en esta guerra de Siria.

Esta espiral de horror parece no terminar.

Es como si no quisieran ver la luz de esa paz que no quieren que llegue.

Antes del inicio de dicha guerra había 22 millones de habitantes.

La mitad de esa población han dejado sus hogares, sus empleos, sus enseres, sus pertenencias, sus vidas en definitiva y están mendigando que les sean concedidos asilo en otros países.

Algunos han ido a Alemania y Suecia. Otros han optado ¿optado? por intentar vivir en Líbano, Jordania y Turquía.

No podemos ni debemos olvidar que hay más de 13 millones de personas en Siria que apenas tienen asistencia sanitaria y alimentación básica.

Y luego están  5 millones de sirios atrapados en las zonas de combate.

Todo este desastre, todo este éxodo de población civil, desde la II Guerra Mundial -según datos de las Naciones Unidas- solo una quinta parte de la población vive por encima del umbral de la pobreza.

Qué vergüenza siento de pertenecer al género humano.

¿Seguiremos así otros siete años más?

Se dice pronto, siete años.

viernes, 25 de agosto de 2017

Novela negra



Cuando veo en algún medio decir que nadie sabía lo que pasaba en algún partido político no tengo más remedio que decir que desde que se sancionó la Constitución del 78, que se dijo entonces era una de las más progresistas, no puedo por menos, insisto, en pensar que estamos en una continua novela negra.

Sabemos que las 'tramas' de la corrupción han tocado y tocan a muchos, pero ¿cuanto más sabemos?

Y de los protagonistas que invocan que ellas y ellos no sabían nada, y en algunos casos que ellos y ellas 'destaparon' desde sus propios partidos la corrupción, más está presente la novela negra.

La novela negra tiene un aliciente (o muchos) y es que hasta el final piensas que el protagonista puede ser el conocedor del final de dicha novela.

Pero creo que en estos casos a los que hago referencia, las y los protagonistas saben todo lo que saben pero además no sueltan ni un euro. Digamos el dinero negro.

Novela negra.




lunes, 21 de agosto de 2017

Es jodido




No sé si contar a toda mi buena gente que todavía lee mis reflexiones, que no cabe la menor duda que es jodido  cumplir años (aunque esta afirmación no es mía) ya que siempre está la duda de si has cumplido uno más o uno menos. Eso va dirigido a determinadas personas.

El calor humano es a veces Un poco raro y  me pone de los nervios cuando me dicen: estás muy bien. 

Creo que estar muy bien es seguramente otra cosa.

Envejecer es un hecho que no tiene que ser excluyente, es algo normal que una persona que denominamos joven, valga la redundancia, sea joven en algún momento y que en empiece a envejecer. Es algo natural, es algo que pienso y digo.

Las personas que empiezan a decirte que ya no tienes aquella 'chispa' que tenías en tus años mozos, solo entonces tenemos que ver cómo se transforma esa forma de ver al 'otro', al que creíamos que era una persona estupenda, alegre, divertida y con esa fuerza que da la vida cuando eres joven.

Ya no sé muy bien qué es lo que queremos reinvidicar a estas alturas.

¿Alturas? Creo que hemos caído a lo más bajo. Pero eso es otra historia.

Es jodido 

lunes, 14 de agosto de 2017

Entender al otro



No sé por qué nos empeñamos en no entender al otro. Parecemos que somos pura ficción y no, no somos ficción, somos sumas de realidades.

Lo que suele ocurrir es que la realidad a veces es tan cruda, tan verdad, que nos inventamos alguna ficción. Lo que seguramente quisiéramos protagonizar como si lo que hiciéramos fuera real.

La vida que denominados cotidiana, la que nos sucede a la mayoría de los mortales no es como la de algunas personas que pensamos son importantes porque tienen objetos y dinero abundantes y creemos que eso es lo prioritario en la vida.

Han triunfado -decimos- tienen de todo, casas, coches, aviones privados, muchas personas a su servicio, etcétera.

Entonces nos damos cuenta que no podemos compararnos con ellas, además,  intuyo no sería ético.

Tenemos que situarnos en un mismo plano. Pienso que existen las publicaciones llamadas 'rosa' en donde insertan grandes fotos y textos para que envidiemos a los 'famosos'

Generalmente viven muy bien -o eso nos hacen creer- pero yo creo que no pueden caminar por cualquier calle sin que sean reconocidos.

Esa es la libertad que tenemos los que no poseemos 'fama' ni grandes fortunas.

Por eso, tenemos que hacer constantemente ejercicios para poder entender al otro.

viernes, 11 de agosto de 2017

Es inútil



Da lo mismo el día en que esto escribo, esta reflexión que describo da igual la fecha en que la ponga negro sobre blanco.

Es inútil que mi cerebro rebusque, se pregunte y se repregunte. Da lo mismo. Es inútil.

Tarde o temprano alguien también se preguntará por lo que sea, da lo mismo.

Te darás cuenta que careces de una respuesta, pausada, pensada, calibrada.

Escucho a lo lejos una conversación sobre algo que ni me interesa. 

No puedo pensar. No sé qué está pasando.

La gente ya no se detiene a conversar sobre lo divino y lo humano.

Me da la sensación de que ya nadie piensa, que no están en este mundo.

Tarde o temprano ocurrirá que ni siquiera el vecino que te encuentras en el portal de tu casa no te conocerá. Seremos invisibles.

Han conseguido atraparnos en la ignorancia que hemos ido adquiriendo paulatinamente, lentamente como si estuviéramos viendo cómo se tuesta una barra de pan que antaño era una alegría compartirla.

Hago caso omiso de mis pensamientos. No encuentro respuestas.

Es inútil.